Ciudades Perdidas, Ciudades Recobradas X. Mina de Oro de Las Médulas. León

La enorme extensión ocupada por el complejo minero y metalúrgico de Las Médulas, en la comarca leonesa de El Bierzo, supone uno de los paisajes arqueológicos más vastos y espectaculares de Europa occidental, reconocido en 1997 en la Lista de Patrimonio Mundial por la UNESCO.

La riqueza aurífera de los cauces y tierras del entorno ya fue explotada de manera artesana por los pueblos indígenas, bateando y fundiendo el oro en joyas de singular preciosismo, y debió resultar atractivo indiscutible, y casus belli inconfesable, para los dominadores latinos, cuyas campañas de conquista previas al cambio de Era tuvieron, en este territorio, especial presencia. A partir del siglo I y hasta que la crisis del III provocase un cambio de patrón metálico y un cese abrupto de las explotaciones, Las Médulas se convirtió en el inmenso escenario de una empresa titánica, cobijo de las expectativas creadas por una auténtica “fiebre del oro” que dio lugar a un verdadero complejo urbano. Este dispersa sus instalaciones y asentamientos en una enorme extensión y debió implicar a contingentes de población numerosos, posiblemente poco relacionados con la romántica idea de los esclavos obligados a la fuerza.

Las Medulas02

Destaca entre todos los elementos, el enorme cráter del circo minero que se contempla desde el Mirador de Orellán. En esta colosal corta, de tierras rojizas con sugerentes policromías en especial cuando el sol las anima, desembocan los canales que acarrean el agua por las laderas de los Montes Aquilanos hasta los conductos horadados en el subsuelo para provocar la ruina montium, procedimiento de derrumbe por presión hidráulica que arrastraba las tierras para la decantación del mineral en el valle. Los canales, excavados en la pura roca y, en ocasiones, complementados por paredones de mampostería, conforman una red que implica un área enorme y de relieve abrupto que alcanza más de 100 km de longitud en otra comarca, La Cabrera. Las grandes acumulaciones de derrubios (murias) y el Lago Somido, estanque artificial consecuencia de la actividad minera, completan un paisaje transformado radicalmente por la mano del hombre hace dos mil años.

Las Medulas05

En su entorno se han reconocido varios asentamientos de distintas cronologías y funciones que estructuraron esta metrópolis minera a lo largo del tiempo. Pueden visitarse poblados de tipo astur, como El Castrelín de San Juan de Paluezas, cuyas cabañas circulares, protegidas con muralla, se dotan a menudo de talleres artesanales que muestran la vida de los pueblos prerromanos antes de la actividad industrial, o el castro de Borrenes, cuya construcción se vio mediatizada y atajada por la aparición del poder romano.

Las Medulas07. Castro de San Juan de Paluezas

Un poblado de época romana, el de Orellán, nos sitúa ante un panorama de especialización característico del Imperio, pues las viviendas (ya de planta cuadrangular y distribuidas según un esquema urbanístico ortogonal) se acompañan de hornos de fundición para la confección de ferramenta o herramientas de hierro. Refleja así un modelo de explotación que tiene su complemento en el yacimiento de Las Pedreiras, residencia señorial atribuida a uno de los administradores del complejo minero que contaba con los lujos distintivos de una mansión romana: estancias alrededor de un peristilo o patio porticado, paredes estucadas y policromadas, etc.

Un aula arqueológica sita en la localidad de Las Médulas, en la parte inferior del circo minero, da servicio y guía a los visitantes.

Textos: Luís Grau Lobo / Fotografías: Cardinalia Comunicación

Las Medulas11. Aula arqueologica

Cómo llegar

Salimos de Ponferrada por la Avda. de Portugal hasta encontrar la N-536 en dirección a Villalibre de la Jurisdicción. Continuamos por esta carretera hasta encontrar la vía que nos lleva a Borrenes y desde aquí nos dirigimos al pueblo de La Chana. En este punto nos desviamos a la izquierda para llegar a Orellán. Desde hace poco tiempo es imposible subir con el coche hasta el aparcamiento habilitado en el Mirador de Orellán, por lo que hay que hacer uso del servicio público que se ofrece para llegar al Mirador. Esa es una de las opciones que se nos presenta, la otra es continuar por N-536 hasta Carucedo y en este punto coger la CV-191-20 que lleva al pueblo de Las Médulas donde podremos visitar el Centro de Recepción de Visitantes y descubrir el yacimiento de oro desde un punto de vista completamente distinto al que se ofrece desde el Mirador de Orellán.

Más información:

https://www.fundacionlasmedulas.info/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s